Noticias

Legendario pasado, esperanzador futuro: ¡Disfruta el fin de semana de Imola!

Friday, 8 May 2020 08:37 GMT

Evocamos un escenario de resonancias míticas, un circuito que rebosa historia y acumula momentos inolvidables

Pase lo que pase en el convulso año del coronavirus, la cita de WorldSBK con la pista de Imola volverá en 2021. Tras la cancelación del que originariamente debía ser el Round 5 de 2020, la certeza de que nos esperan nuevas ediciones, nuevas batallas y muy probablemente nuevos clásicos instantáneos es la nota positiva ante el obligado paréntesis de este año con el Autodromo Internazionale Enzo e Dino Ferrari.

En WorldSBK.com rendimos tributo a una cita que debía celebrarse por estas fechas dedicándole ‘El fin de semana’ con una entrevista exclusiva y muy especial con Colin Edwards, uno de los protagonistas del famoso ‘Duelo de 2002’, y también poniendo a disposición dos vídeos gratuitos con lo más destacado de otras dos carreras memorables, disputadas en 2001 y 2009.

Cada aficionado tiene su ‘momento Imola’ en el imaginario. Para muchos será la gesta de Jonathan Rea, con su doblete de 2014 con Honda… ¡repetido en su primera visita con Kawasaki, en 2015!. Para los ducatistas, quizás sean las exhibiciones de Chaz Davies en 2016 y 2017, cuando el galés se hizo amo y señor del trazado. A fin de cuentas, la marca italiana se mantiene como el fabricante más exitoso en su pista de casa por excelencia, donde ha ganado 17 veces, más que todos sus rivales juntos (Kawasaki 8, Honda 7, Aprilia 1).

Sin duda, Eugene Laverty recordará la Carrera 1 de 2017, cuando tuvo que saltar de su Aprilia a 200 kms./h antes de que la moto se estrellara contra la barrera y ardiera espectacularmente, y para el quíntuple campeón de WorldSSP Kenan Sofuoglu, Imola será siempre el escenario de su adiós definitivo de la competición en una emotiva jornada en la que no llegó a tomar la salida

Para WorldSBK, la historia empezó en 2001 con la celebración de su primer Round. En la última prueba del calendario, el debutante Rubén Xaus estrenó el palmarés del Campeonato en Imola con su victoria en la Carrera 1. A bordo de una Ducati 996 R, el español se impuso a Troy Corser (Aprilia) y a Colin Edwards (Honda). Troy Bayliss, compañero de Xaus en la escudería oficial Ducati, no subió al podio ese fin de semana, pero ya se había asegurado su primer título en el Round anterior destronando a Edwards. Regis Laconi, que se había caído en las etapas finales de la primera tanda, triunfó en la Carrera 2 y puso fin a una sequía de nueve años sin un ganador francés al tiempo que se convirtió en uno de los pocos pilotos en ganar en los Campeonatos de WorldSBK y 500cc.

En 2002, Bayliss y Edwards volvieron a verse las caras, y esta vez en el enfrentamiento final de Imola se dirimía el título mundial. Se ha hablado mucho de ese fin de semana… con total justificación: Fue un feroz pulso entre dos grandes rivales que llegaron a la cita con un punto de diferencia. El tejano de Honda acabó erigiéndose como vencedor tras un último duelo de poder a poder. Fue el primero de los varios títulos que se han decidido a lo largo de los años en la pista de la Emilia-Romaña.

Si ese día dejó a Bayliss un regusto amargo, las visitas en ediciones siguientes no le ayudarían a superarlo. El hombre de Ducati no volvió a ganar – ni a subir a los cajones de Imola- hasta cuatro años más tarde, pero cuando lo hizo, en 2006, fue para embolsarse su segunda corona. Sobre una Ducati 999, ‘Baylistic’ se aseguró el título con el 5º puesto en la Carrera 1 y rubricó el éxito con su exquisito triunfo en la Carrera 2 y el regreso al cajón más alto.

Esa edición registró también la única victoria en WorldSBK lograda por un piloto sudamericano hasta la fecha. Llegó de la mano de Alex Barros, que disputaba la que sería su única temporada en el campeonato de las derivadas de serie.

En 2009, Marco Simoncelli protagonizó su única incursión en el Campeonato. Simoncelli llegó a WorldSBK a raíz de una lesión de Shinya Nakano. Aprilia necesitaba un reemplazo y Marco no se lo pensó dos veces. Rápido ya en los entrenamientos, el entonces campeón del mundo de 250cc no pudo terminar la Carrera 1 por una caída en Tosa, pero la Carrera 2 se vio peleando con su ocasional compañero Max Biaggi por la 3ª posición. Un adelantamiento audaz en la chicane final le dio ese último cajón del podio detrás de Fabrizio y de Haga, mientras Biaggi se veía relegado al 4º puesto. Un paso muy fugaz por WorldSBK, pero a ‘SuperSic’ le bastó para grabar una muesca en su palmarés y dejar un bonito recuerdo.

Las dos siguientes ediciones fueron importantes y decisivas para dos antiguos compañeros de equipo y rivales en el paddock de los Grandes Premios, Max Biaggi y Carlos Checa. Cuatro veces campeón de 250cc, el ‘Emperador Romano’ no había podido culminar su etapa en 500cc con el título, pero en 2010 se resarció con su primera corona de WorldSBK tras una gran batalla en la Carrera 2 de Imola. El primer título de Aprilia y el primero de un italiano en WorldSBK llegó felizmente en la icónica pista de casa. 

En 2011 fue el turno de Checa, quien también disfrutaba de una segunda juventud en WorldSBK. Encarrilado hacia el título desde principio de temporada, el piloto de Sant Fruitós firmó en Imola una 3ª posición (Carrera 1) y una espléndida victoria en la segunda manga que dejó prácticamente sentenciado el campeonato a falta de dos Rounds. Lo confirmó una semana más tarde con un doblete en Magny-Cours y se convirtió en el primer y único español en conseguir el título hasta la fecha.   

Sin duda, Álvaro Bautista esperaba cambiar esta estadística en 2019, pero su arrasadora trayectoria se vio frenada precisamente en Imola. Tras 11 victorias seguidas, el español se vio superado en la Carrera 1 por Jonathan Rea (Kawasaki Racing Team). Fue el punto de inflexión en el Campeonato: El norirlandés se impondría también en la Carrera Superpole y ya no hubo ocasión para más, ya que la Carrera 2 fue suspendida a causa de un fuerte aguacero.

Fue la 17ª visita de Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike a este escenario, la undécima consecutiva, ya que sólo en las ediciones de 2007 y 2008 había estado ausente del calendario, sustituido por Vallelunga. Habrá que esperar, pacientemente, a 2021 para que la tradición y la leyenda vuelvan a Imola.

¡Disfruta con más acción trepidante cuando se reanude la competición con el VideoPass WorldSBK!